EL ASADO SUBIÓ EL 235% DESDE QUE COMENZÓ LA PRESIDENCIA DE ALBERTO FERNÁNDEZ

Actualidad 15 de abril de 2022 Por Redacción
En tanto, cortes como la nalga, subió un 219,2%; la carne picada, un 218,4%; la paleta, un 217,6% y el cuadril, 203,2%.
images

La pérdida del poder adquisitivo en el bolsillo de los argentinos no es ninguna novedad. Según datos de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra), más de 21 kilos (que equivale a 42 asados para una persona) es lo que se perdió en términos de consumo de carne en 14 años, desde el pico de 2008.

En 2022 se llegó al piso desde que comenzaron a medirse estadísticas privadas. Es una consecuencia de aumentos en el asado y de pérdida de poder adquisitivo.

Desde que asumió la presidencia Alberto Fernández, el asado subió un 235%. La nalga, un 219,2%; la carne picada, un 218,4%; la paleta, un 217,6% y el cuadril, 203,2%, según datos de Focus Market.

A partir de las últimas mediciones del Indec, en marzo el asado se conseguía por $971,19; la carne picada común, por $559,84; la paleta, por $898,84; el cuadril, por $1092,08 y la nalga, por $1184,11.

“Comer carne en Semana Santa ya no es un pecado, es un milagro”, escribió en un cartel un carnicero rionegrino que se viralizó esta semana, y con ironía resumió estos preocupantes datos.

El Gobierno intentó atacar la suba con una renovación del programa de precios "Cortes Cuidados". Los valores de los siete cortes de carne seleccionados para el consumo interno son: tira de asado a $679; vacío a $815; matambre a $810; falda a $449; tapa de asado a $679; nalga a $859 y paleta a $699.

Estarán disponibles de lunes a viernes en cadenas de supermercados minoristas, mayoristas y carnicerías adheridas a UNICA y ABC. Sin embargo, no se encontrarán en la mayoría de las carnicerías.

Fuente El Sol Online

Te puede interesar